viernes, 22 de noviembre de 2013

#Articulo #BlogdelCLADC: "Del Emprendedor a Empresario: bajo la Resiliencia"



Muchas son las historias que se conocen que a través de la Resiliencia, del esfuerzo, la constancia y el optimismo se ha logrado emprender ideas, que a la postre dan como resultado negocios sustentables que fortalecen la economía.

Por: @machadoroy


Cada día, son mayores los retos que se presentan para quienes desean muchos empresarios especulan y el mercado sencillamente se vicia, encontrándonos así, con una serie de vicios que deterioran la correcta marcha de la economía sanas de un país.

Es por ello, que en ambientes económicos con estas características, asumir riesgos es aceptar las consecuencias de las decisiones acertadas o equivocadas. De aquí, que el emprendedor invierta tiempo en el estudio del nicho de participación a innovar; lo que le va permitir obtener una mejor visión del entorno y la factibilidad de su idea. En ese sentido se observa cada vez más, que los emprendedores están dirigiendo su mirada y sus intenciones al mercado de bienes y servicios que son más útiles a la sociedad.


Lcdo. Roy Machado Apolinar
Bajo mi óptica siempre recomiendo a los emprendedores permitirse ser asesorados por profesionales que dominen la ciencia administrativa: Planificar, Organizar, Dirigir, Controlar y Monitorear. Ya que considero, que sin estas herramientas el emprendimiento se convierte en una experiencia denominada fracaso. El emprendedor no necesita necesariamente haber cursado una carrera; pero si se requiere perspicacia, ingenio, imaginación, liderazgo, concentración, constancia y tenacidad; que sumado a un correcto dominio y uso de las ciencia administrativa básica le darán una mejor oportunidad de alcanzar el éxito, aunque se encuentre en condiciones adversas.

Muchos son los emprendedores que superan las adversidades y hacen de ella su mejor herramienta para el crecimiento interno que se convierte en la luz que guía el camino de la conquista de los objetivos trazados como metas. Hoy en día se conoce a esta característica en particular de los emprendedores como Resiliencia; que no es otra cosa que la capacidad de sobreponerse a las situaciones adversas, periodos de dolor y trauma; transformando esas fuertes emociones vividas en un comportamiento positivo que funciona como ejemplo dentro de una sociedad que cada vez reclama más y mejores ejemplos de vida.

En la misma línea de la Resiliencia, comulgo con la idea de que para salir del atraso se debe fomentar el crecimiento dentro del sector de emprendedores, enalteciendo su esfuerzo y por todo lo que han logrado superar para alcanzarse así mismos y hallar la libertad financiera; que permite que se fortalezca la economía de un país en el proceso de desarrollo.

A la par del crecimiento del sector de emprendedores se debe desarrollar programas y reformas institucionales de carácter serio que ayuden a disminuir los trámites burocráticos que minimizan las intenciones de los emprendedores. De esta forma observaremos un crecimiento “De Emprendedores a Empresarios”, bajo un concepto diferente, donde también la responsabilidad social empresarial jugara un papel muy importante y diferenciador que originara sociedades con más conciencia y solidaridad en un largo camino de construcción de un país.

El logro que se obtiene en el emprendimiento y más cuando nace de la Resiliencia, enaltece a lo humano; y toda actividad desarrollada para dignificar y dar importancia a la humanidad con excelencia esmerada merece un fuerte aplauso y digno de seguir. Sigamos colocando nuestro granito de arena en la construcción de un nuevo modelo de país, donde los valores sean la determinante fija en el modelo de sociedades.