miércoles, 15 de abril de 2015

CEREBRO, CORAZON Y CORAJE: LOS INGREDIENTES PARA LOGRAR EL ÉXITO EN LOS NEGOCIOS

CEREBRO, CORAZON Y CORAJE: LOS INGREDIENTES PARA LOGRAR EL ÉXITO EN LOS NEGOCIOS 

Por Msc. Jesus Alvarez-Presidente del CLADC



El Autor de esta frase célebre del mundo de los negocios, es nada más y nada menos que Gustavo Cisneros, el hombre más rico de Venezuela, según la revista Forbes, con un patrimonio neto de $ 4400 millones y uno de los más ricos del mundo. Este exitoso empresario Rey Midas de los negocios, estudió en Venezuela y posteriormente realizó sus estudios superiores en el Babson College en Wellesley, Massachusetts, graduándose de Licenciado en Administración.
Además del cerebro y corazón, son necesarios varios valores y en especial el Coraje
El coraje es una virtud humana, que se puede definir como la fuerza de voluntad que puede poseer una persona para llevar adelante una acción a pesar de los impedimentos. El coraje es la habilidad de sobreponerse a dichos impedimentos y perseverar probablemente con la acción que se pretendía realizar.
El coraje físico se opone al dolor físico, el trabajo pesado o la posibilidad de recibir lesiones o muerte. El coraje moral permite actuar correctamente a pesar de recibir por ello descrédito, vergüenza, deshonor o represalias sociales.
Otra forma de coraje podría ser el que se siente cuando una persona está molesta. A menudo muchas personas utilizan esta palabra para expresar un sentimiento oprimido. Por ejemplo, cuando ocurre algo que les desagrada sobremanera.
Steve Jobs,  quien sigue siendo después de su muerte un icono importante de la industria de la computación y del entretenimiento digital de los siglos XX y XI, presidente de Apple Inc. y máximo accionista individual de The Walt Disney Company, dijo en una ocasión.
"Ten el coraje de seguir a tu corazón y tu intuición" y ciertamente, es precisamente él un paradigma de coraje, pues después de haber fundado una compañía a la que dio casi todos los años de  su vida, convirtiéndose en la empresa más innovadora y exitosa de su género y su tiempo, es despedido en 1985, por la gran influencia  de John Sculley, un ejecutivo que el mismo Jobs recluto, perdiéndolo todo de la noche a la mañana en un abrir y cerrar de ojos, causando en Jobs un efecto emocional devastador.
Steve Jobs y John Sculley
John Sculley, reconoció muchos anos después: echar a Steve Jobs de Apple fue un error
Un ejemplo liderazgo con coraje fue Mahatma Gandhi, quien enfrento bajo la divisa de la “No Violencia” a uno de los imperios más poderosos del planeta para lograr la libertad e independencia del yugo británico.  Resistió estoicamente encarcelamiento, huelga de hambre, la muerte de su esposa y toda suerte de vejaciones y humillaciones, dijo en cierta ocasión “No puedo ver coraje ni sacrificio en la destrucción de la vida o la propiedad, ya sea como ofensa o defensa.”
Demostrando que la edad ni los problemas de salud son óbices para luchar por los ideales u objetivos de nuestra visión de vida, Gandhi a sus 61 años, marcho más de 300 kilómetros  con una gran muchedumbre de sus seguidores a favor de la independencia completa de la India, Gandhi, protestando también por injustos impuestos e inspirado en el célebre Sermón del Monte de nuestro Señor Jesucristo,  bajo la filosofía del  satyagraha, “la fuerza de la verdad y el amor”.
Gandhi, desarrollo este principio en 1908 y afirmaba que perseguir la verdad no admite ningún tipo de violencia hacia nuestro oponente,  el ahimsa o la no violencia, implica no hacer el mal, no dañar a ningún ser viviente”, aun si alguien comete un mal hay que advertirle de su error y tener paciencia y simpatía hacia él. En la mayoría de los casos lo que parece ser verdad para uno puede parecer falso para otro.
El ejercicio de esta filosofía que inspiro también a Martin Luther King, desarrolla coraje, paciencia y resiliencia en el ser humano.
Si queremos triunfar en el mundo de los negocios hace falta coraje, por algo Walt Disney dijo en una ocasión “Todos tus sueños pueden hacerse realidad si tienes el coraje de perseguirlos.”